Tipos de sustratos que puedes usar

Debido a la gran diversidad de mecanismos que tienen las plantas y a las diferentes condiciones de supervivencia, muchas especies necesitan de diferentes tipos de suelos o sustratos para crecer en condiciones óptimas. Pero, ¿cuáles son los diferentes tipos de sustratos y cuáles son sus funciones?




1. Agua

Aunque todas las plantas necesitan de cierta cantidad de agua para sobrevivir, es decir que siempre es necesaria para las plantas, hay especies que pueden crecer en una superficie acuática y recibir todos los nutrientes necesarios. Esto ocurre con plantas como las algas y algunas especies en su estado juvenil.


2. Turba

Este es uno de los sustratos más utilizados en la jardinería y el cultivo de plantas. La turba es materia orgánica descompuestos naturalmente, puede encontrarse cerca de ríos o lagos. Hay dos tipos, turba negra y rubia. La turba negra tiene un pH básico (aproximadamente entre 7 y 8,5), tiene una alta descomposición orgánica y pocos nutrientes. La turba rubia tiene un pH ácido (aproximadamente entre 3 y 4), mucho calcio y sustancias presentes en los musgos, que son útiles para descomponer. Es importante tener en cuenta que la turba es muy pobre en nutrientes, por lo que puede ser necesario mezclarla con otros tipos de sustratos para que las plantas tengan un crecimiento óptimo.


3. Arena

La arena es un sustrato con una capacidad media de retención de agua ya que está compuesta por piedras que miden entre 0,5 y 2,5 mm. Esto quiere decir que la arena puede ser un sustrato muy importante para especias que requieran de una humedad alta o constante. Además, para que este sustrato tenga una mejor consistencia, puede mezclarse con turba.


4. Grava

La grava es muy similar a la arena, pues está compuesta por pequeñas rocas de entre 5 a 15 mm, por lo que también es utilizada para la retención de agua. La piedra pómez, tepojal y el cuarzo son lo que compone la grava.


5. Fibra de coco

La fibra de coco es uno de los sustratos más importantes cuando se busca retención de agua, pues su consistencia fibrosa y peluda facilitan esto. Por lo tanto, se recomienda mezclarla con turba y/o materia orgánica para que se tenga la consistencia deseada y los nutrientes necesarios para el crecimiento de la planta.


6. Perlita

Este es un sustrato de alta densidad, que al igual que la arena y la grava, es útil para la retención de agua. Su pH es neutro, lo que hace que sea muy versátil y adaptable para diferentes condiciones y especies de plantas. Además, este sustrato es químicamente activo, lo que quiere decir que puede aportar nutrientes. Dependiendo de la planta, la perlita se puede mezclar con turba y fibra de coco o arena.


7. Vermiculita

Esta es una alternativa a la perlita, tiene un grano más fino, retiene agua y aumenta la aireación de la planta. Sin embargo, este sustrato puede compactarse después de poco tiempo por lo que puede ser necesario hacerle mantenimiento cada cierto tiempo para evitar que la planta tenga un sutrato demasiado compacto.


8. Poliestireno expandido

Este es un sustrato plástico y artificial compuesto por flóculos blancos entre 4 y 12 mm. Su pH es básico, tiene una baja capacidad de retención de agua y es útil para aumentar la aireación de la planta. Se recomienda que este sustrato sea mezclado con otros elementos, según sea pertinente para la planta.


9. Compost

El compost es una mezcla de materia orgánica que es descompone naturalmente. Esta principalmente compuesta por cascaras de frutas, vegetales o desechos orgánicos, lo que lo hace rico en nutrientes. Esto quiere decir que el compost funciona como un abono equilibrado y de alta calidad. Este sustrato puede ser importante cuando las plantas necesitan muchos nutrientes, vitaminas, enzimas y otras sustancias. Puede ser mezclado con otros tipos de sustratos.


10. Humus

El humus a pesar de ser similar al compost, se forma de manera pasiva en condiciones naturales. Más específicamente, para el compost se necesita generar condiciones necesarias para que inicie la descomposición, mientras que el humus se crea de forma pasiva en la tierra por la descomposición de microorganismos o lombrices. El humus puede ser muy favorable para la retención de agua, aireación y permeabilidad del suelo.

Como se puede observar, hay una gran variedad de sustratos que puede utilizar para tus plantas y muchos de ellos se pueden mezclar para generar las condiciones óptimas. Por lo tanto, para escoger el mejor sustrato para tus plantas, es importante que tengas en cuenta la cantidad de nutrientes que necesitan tus plantas para el crecimiento, el pH, la retención de agua, la aireación y la posibilidad de crecimiento de patógenos. Esperamos que este texto te haya ayudado a comprender un poco más las diferencias los tipos de suelos y componentes que pueden ayudar al crecimiento de tus plantas.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo