Plantas en casa: ¿Cuáles son sus beneficios?


Decorar espacios internos con plantas es una práctica que se puede rastrear a Egipto y Pompeya (1). Esta práctica se mantuvo a lo largo de los años en diferentes culturas y contextos. Particularmente, a finales del Siglo XX, se hizo aún más popular tener plantas en casas, oficinas, museos, restaurantes, etc. Es decir, por más de 2000 años, las plantas han jugado un importante rol en la decoración, la armonización y en el acercamiento con la naturaleza desde casa. Pero, ¿por qué es importante mantener esta cercanía con la naturaleza y cuáles son los beneficios que se obtienen de dicho contacto?


Al ser seres que evolucionaron en entornos naturales, hay una tendencia instintiva y cognitiva a buscar zonas que permitan tener un contacto directo con la naturaleza. Más específicamente, se ha demostrado que el color verde, obtenido en las plantas por la clorofila, reduce la depresión y el estrés. Tener ambientes no monocromáticos que diversifican la variedad de colores en el espacio es fundamental para generar un ambiente sano. De hecho, se ha podido demostrar que espacios internos decorados con plantas logran suprimir la actividad del sistema nervioso simpático y la presión arterial diastólica, lo que produce sentimientos de comodidad y calma.


Tener plantas en casa también ha probado ser beneficioso debido a que permiten crear un microbioma más diverso. Esto quiere decir, que las plantas caseras nos permiten tener un contacto directo con las bacterias y microorganismos que naturalmente las habitan. Dicha interacción permite que nuestro sistema inmune pueda responder a estos microorganismos y a fortalecerlo. Es por esta razón que es importante darles un buen cuidado a las plantas, bien sea limpiando sus hojas, revisando que el sustrato esté húmedo, pero no encharcado, ponerlas en espacios donde les llegue la cantidad de sol indicada y revisando la presencia de plagas. De esta forma es posible proteger y cuidar a las plantas y supervisar el microbioma con el que se interactúa. Cuidar a las plantas de esta manera también permite generar un mayor sentido de responsabilidad y de cercanía con la naturaleza.


Con base a lo anterior, es posible argumentar que tener plantas en espacios cerrados es beneficiosos para la salud mental y física, debido a que reducen el estrés y permiten mantener una interacción directa con otros microbiomas. Además, incrementan el sentido de responsabilidad y ayudan a mantener cercanía con la naturaleza ¡Así que tal vez es momento de que vuelvas tu hogar un poco más verde y de que te acerques un poco más a la naturaleza!

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo